Contacta con nosotros
+34 977 524 650

APRIL 2021
CORPORATIVAS

Las implicaciones (no tan positivas) de ser un modelo de economía circular

  • La crisis provocada por la COVID-19 ha impactado de forma notable en aquellas empresas que, en mayor o menor medida, dependen de materias primas procedentes del sector químico.

 

Como ya hemos comentado en anteriores entregas de nuestro blog, AFEPASA es un claro ejemplo de economía circular y, aunque este concepto es tendencia de un tiempo a esta parte, nuestra organización lo viene siendo desde el mismo momento de su fundación, hace ya 128 años.

El 99% de nuestra producción se realiza a partir de economía circular, ya que el azufre se obtiene, en su mayor parte, como subproducto derivado de las extracciones que realizan las industrias petroquímica y minera. De esta forma, damos un nuevo uso al residuo de otra industria, valorizándolo, evitando un mal tratamiento del mismo y obteniendo productos con un altísimo valor añadido y con los más altos estándares de sostenibilidad y respeto al medio ambiente.

Sin embargo, este modelo de negocio a veces puede tener implicaciones a la hora de poner nuestros productos en el mercado de una manera satisfactoria. Esa dependencia de las citadas industrias provoca que la oferta y la demanda, y por tanto el precio, de nuestras soluciones venga condicionado por un contexto externo.

Todo ello ha terminado provocando una situación inusual y extraordinaria en el mercado del azufre, ya no sólo a nivel nacional o europeo, sino a nivel global; y que se resume en una escasa disponibilidad de azufre en el mercado y, por tanto, en un incremento de su precio. Para hacernos una idea la de magnitud e insostenibilidad del contexto actual, cabe destacar que, en tan sólo 10 semanas, el precio del azufre como materia prima ha subido de manera vertiginosa alcanzado niveles históricos nunca vistos.

A esta situación se suma la subida del plástico y del papel, materiales utilizados para el envasado de los productos, y a la que hay que añadir un fuerte impacto en el precio de los fletes, causado por la reorganización hecha en la industria logística, quienes han compensado, en algunos casos, el menor flujo con unos aumentos que superan al 50%.

La consecuencia final es una situación muy tensionada del mercado. Desde AFEPASA queremos manifestar que trabajamos y seguiremos trabajando, cada día, para, en línea con nuestro compromiso con nuestros clientes, seguir ofreciendo productos de la más alta calidad, a precios lo más competitivos posible de acuerdo al mercado actual y asegurando el suministro de nuestros clientes con toda seguridad.